Una casa de campo monocromática con aire escandinavo.

/
2 Comments


Una casa completamente blanca puede resultar

 fría y desangelada, pero la cosa cambia si utilizamos el blanco como fondo e incorporamos algunos toques en la decoración como utilizar textiles en tonos neutros, seleccionar suelos claros y alguna pieza en madera que den calidez y porqué no algún toque de negro que contraste, como en esta casa de campo en las montañas de Catskill que hoy os muestro. 

Algo que sorprende de esta casa, 
es la desnudez de las ventanas, a través de ellas se puede disfrutar de la naturaleza en estado puro, sin impedimento alguno. 

Son como verdaderos lienzos donde 
la naturaleza queda enmarcada como si de un cuadro se tratara, llegando a formar parte de la decoración. Sus interiores son amplios y muy luminosos, gracias a sus amplias ventanas que facilitan la entrada de luz natural. 

Muebles de líneas rectas, puras y limpias que se combinan con curvas suaves. Los complementos son de una gran sencillez. 

El resultado,
 una casa de campo con espacios acogedores, equilibrados y aire escandinavo. 




























You may also like

2 comentarios:

  1. Simple, minimalista y a la vez elegante, ¿que más se puede pedir'

    ResponderEliminar
  2. uuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuummmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...